lunes, 14 de enero de 2008

Un informe para Zapatero apuesta por renovar las actuales térmicas de carbón

TÉRMICAS CARBÓN EN ESPAÑA

La posición socialista actual es heredera del programa electoral que en 1982 llevó a la Moncloa a Felipe González, quien últimamente ha defendido en público que se revise una moratoria que en sus años de presidente frenó la construcción de cinco reactores.

Un estudio sobre el cambio climático encargado en 2007 por Zapatero a un equipo de expertos -entre ellos el investigador del asturiano Instituto del Carbón Juan Carlos Abanades- relaciona argumentos sobre las nucleares que el Presidente ha incorporado a su discurso: «Ningún país ha conseguido implantar un sistema eficaz para gestionar los residuos con carácter definitivo», se afirma en un texto que repara en otro de los «riesgos» del átomo, «los derivados de los usos no civiles de la energía nuclear en un escenario de proliferación descontrolada de instalaciones».

El documento coincide con algunas de las líneas maestras de la política energética que se defiende en la Moncloa: la apuesta por un desarrollo intensivo de las fuentes renovables -sobre todo, más parques eólicos y más paneles solares- y, en el caso de los combustibles fósiles, mantener el uso del carbón -nacional y, sobre todo, importado- mediante tecnologías de combustión limpia (captura y secuestro de CO2).

Así, mientras se habla sin ningún entusiasmo de la opción nuclear, el informe para Zapatero recomienda, por ejemplo, ir a una «sustitución acelerada» de las actuales térmicas de carbón, cuatro de ellas en Asturias, por otras con tecnología más eficiente.

Ferraz aún no ha precisado si el PSOE llevará a su programa electoral un calendario de cierres de las nucleares, prometido para esta legislatura. Hasta ahora, en España se han clausurado dos centrales: Vandellos I, en 1989, donde se produjo un serio incidente de seguridad, y Zorita (Cabrera), el equipo más antiguo de los que estaban en funcionamiento y que dejó de producir en 2006 en cumplimiento de una decisión que fue tomada en 2002, con el PP en el Gobierno.

Los ejecutivos de Aznar mantuvieron viva la moratoria, y sus planes energéticos no pasaron de abrir alguna puerta a la reforma de las actuales centrales, pues no ampliaron de manera efectiva el uso de la energía que tiene más dificultades de aceptación social en España.

2 comentarios:

chaman dijo...

que opinas marco del terrorifico plan de viviendas y centros comerciales que se ha producido en rivas con el gobierno al que parece que tu perteneces. un saludo

MARCO dijo...

En principio decirte que no formo parte del gobierno, aunque si de la organización.
En segundo lugar no se si te refieres al plan de vivienda pública o al PGOU,si es al plan de viviendap´blica estoy bastante satisfecho de comose hacen las cosasen Rivas y sería de agradecer que ocurriese lo mismo en la mayor parte del estado y seguro que habría menos problemas de vivienda.
el PGOU se esta desarrollando de una forma muy cohrente con un desarrollo sostenible y con el máximo apoyo de las fuerzas políticas del municipio.
En relación a los centros comerciales,aunque a mi personalmente n me agradan demasiado,son una forma de asegurar el futuro económico de Rivas ya que generan ingresos corrientes y empleo.
Gracias por tu interés.